12 de agosto de 2020

Proceso de fabricación

La lana de acero se obtiene mediante un proceso mecánico que con la ayuda de unas cuchillas de extremada dureza arranca filamentos de un alambre. De este modo se obtienen una masa esponjosa de filamentos metálicos que se asemejan a la lana. Ajustando el proceso de afilado podemos variar el grosor de estos filamentos, obteniendo distintos grados que van de más fino (00000) al más grueso (3). Para encontrar el grado que mejor se adapta a sus necesidades, consulta a la tabla de grosor. 

Tabla de grosor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies